FCJ Venture Builder – Español

Por qué la innovación es fundamental para el éxito empresarial

¿Por qué la innovación es fundamental para el éxito empresarial?

Ya sean grandes empresas o pequeñas, minoristas o de atención médica; con el tiempo, todas las empresas necesitan innovar en ciertos aspectos de su negocio para mantenerse activos y en constante crecimiento. Pero “innovar para mantenerse en el mercado” parece ser algo muy completo y, al mismo tiempo, poco claro.

Después de todo, ¿qué significa innovación empresarial ? ¿Por qué innovar? ¿Cuáles son los beneficios a largo plazo de esta práctica? ¿Solo las grandes empresas innovan? ¿Cómo hacer eso?

Sigue leyendo y te ayudamos a responder las preguntas de la manera más concreta y efectiva

Innovación: ¡La palabra del siglo!

El acto de innovar consiste en introducir algo nuevo en la empresa como una forma de fortalecer el entorno empresarial y permitir el crecimiento y una mayor generación de valor. En este sentido, la innovación se puede llevar a cabo en cualquier ámbito, ya sea creando nuevos productos, introduciendo nuevos métodos o incluso probando nuevas estrategias de marketing, por ejemplo.

Aunque esté fuertemente ligada a cuestiones tecnológicas, la innovación puede estar presente en los más mínimos detalles de una empresa; tiene que ver con derribar barreras y transformar profundamente la realidad del negocio. Las grandes corporaciones sólo continúan existiendo después de décadas gracias a su reinvención e innovación diaria.

Por lo tanto, no basta con querer innovar: es necesario tener como base una cultura organizacional innovadora, es decir, una empresa abierta a nuevas ideas de cualquier sector de la organización, que tolere los errores y aprenda de ellos, que promueva creatividad y esté siempre detrás de la optimización de recursos, y sea capaz de mejorar los resultados de la empresa en su conjunto.

Ya teniendo claro claro lo que es innovación, esta tiene una clasificación según diversas características:

Tipos de innovación empresarial

En el mundo empresarial, hay muchas formas de innovar, como dijimos anteriormente. Por lo tanto, existen diferentes formas de aplicar la innovación, como de manera de crecimiento continuo…

Cuando los pequeños cambios ocurren gradualmente y/o radicalmente

Cuando hay cambios repentinos y visibles y de forma disruptiva

Cuando las transformaciones generan impactos gigantescos en el mercado, desestabilizando sigilosamente a los competidores.

Aún así, dentro de estos tres ejes, existen tres tipos principales de innovación. De la siguiente manera:

  • Innovación en el modelo de generación de ingresos:
    Cuando la innovación transforma los productos y servicios, sus precios e incluso los consumidores objetivo. En este caso, la empresa reformula toda su cadena productiva, analizando nuevos mercados, nuevos consumidores e incluso diferentes enfoques de sus productos.
  • Innovación en el modelo de negocio:
    Ocurre cuando los CEO’s miran dentro del negocio y buscan formas de implementar soluciones innovadoras, ya sea en sus procesos, estrategia de negocio, tecnología utilizada o incluso con quienes forman alianzas. Aquí, la innovación pasa a través de alianzas estratégicas con otras empresas potenciales, transformación digital o incluso alianzas con fondos de inversión.
  • Innovación según industria:
    Aquí, los emprendedores miran la industria en la que se encuentra la organización y buscan nuevas formas de innovar, ya sea dentro de la misma o en nuevos sectores industriales.

Fomento de la innovación en el entorno empresarial

Al innovar, las empresas no solo ganan en competitividad, sino que también encuentran nuevas formas de reducir costos, construir un valor de marca sólido, establecer nuevas asociaciones, disminuir la rotación de empleados y aumentar la productividad. Para ello, es necesario crear un entorno colaborativo que fomente el pensamiento creativo.

Puede crear procesos o incluso pequeños eventos para capturar nuevas ideas innovadoras. Un buen ejemplo sería el uso de buzones de sugerencias repartidos por toda la empresa, además de rápidas reuniones de equipo para llevar a cabo el famoso brainstorming (Lluvia de ideas). Además, esto ayuda a fomentar que las personas se den cuenta que son libres de expresar sus ideas.

Aún así, es fundamental que exista una aceptación del riesgo, es decir, la empresa necesita entender que innovar es arriesgar, y solo progresan quienes asumen riesgos. Por lo tanto, no penalice a las personas por que sus ideas no funcionen la primera vez.

Como ya hemos dicho, para tener una cultura innovadora y construir un negocio sólido es necesario que todos asuman la responsabilidad de la innovación, es decir, que todos, en todos los niveles, participen en la innovación total de un negocio. Por más pequeñas y simples que sean, cada idea innovadora puede convertirse en una gran idea bien desarrollada y organizada.

Y lo más importante de todo este proceso: es aprender a cómo recompensar, ya sea financieramente o de la forma que consideres conveniente, y celebra también el éxito de quienes participan en ideas innovadoras exitosas. El respeto y el reconocimiento harán que cada vez más personas se comprometan con la innovación.

Recaudación de fondos para innovar

La forma en que tu empresa involucra la innovación en su día a día dependerá en función del nivel de conocimiento sobre innovación que tenga la corporación y de las cantidades disponibles para invertir. Las empresas más tradicionales, por ejemplo, suelen tener más dificultades para innovar en el sentido más amplio, ya que su modelo de negocio sigue basándose únicamente en la innovación interna, en la que todos los productos o ideas surgen en los centros de investigación y desarrollo internos.

Esto acaba provocando que estas empresas busquen alianzas con otras organizaciones capaces de transformar radicalmente, en el sentido de raíz, base, este modelo de negocio. Como ejemplo, el Corporate Venture Builder es una de las estrategias más buscadas en los últimos años por las empresas tradicionales que buscan innovar.

En este modelo, las empresas consolidadas cuentan con la ayuda de startups, que desarrollan soluciones para la corporación, que a su vez las puede aplicar internamente e incluso distribuirlas al mercado. De esta forma, es posible transformar el core business de la compañía, garantizando su posición de referencia en el mercado.

Aún así, existen otras formas de conseguir fondos externos para invertir en innovación, como líneas de crédito bancarias o incluso a través de empresas de capital riesgo.

La innovación en las empresas sirve para que las organizaciones sigan creciendo, reinventándose según las necesidades del momento y desarrollando las mejores soluciones para los dolores del mercado. Los resultados de esta práctica pueden garantizar el desarrollo sostenible a largo plazo, además de mantener a la organización como referente en su área.

¿Te gustaría saber cómo Corporate Venture Builder puede ayudar realmente a tu empresa a innovar?

¡Mira el artículo que realizamos sobre el tema!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.