FCJ Venture Builder – Español

Cuáles son las diferencias entre aceleradora, incubadora y Venture Builder

¿Cuáles son las diferencias entre aceleradora, incubadora y Venture Builder?

Probablemente hayas escuchado que darle vida a una startup es fácil, pero lo difícil es mantenerla en marcha y hacerla crecer. Al fin y al cabo, es necesario inyectar recursos financieros, humanos, tecnológicos e intelectuales que, en la mayoría de los casos, no están al 100% al alcance del creador de la empresa.

Aquí es donde entran las organizaciones que tienen el objetivo general de desarrollar nuevos negocios, como las Aceleradoras, Incubadoras y Venture Builders. Sin embargo, persisten las dudas: ¿cuáles son las diferencias entre ellos? ¿Qué opción es mejor para mi negocio? ¿Cómo elegir entre estos modelos?

Estas y otras preguntas las responderemos a lo largo de este artículo. Entonces, ¡sigue leyendo!

Definiciones

Para empezar, es importante tener claro que las empresas que se encuentran en diferentes niveles de desarrollo y que tienen diferentes objetivos necesitan un apoyo diferente. Por tanto, antes de hablar de las diferencias entre estos tres modelos, cabe destacar la finalidad de cada uno. ¡Lee abajo!

Incubadora

Uno de los significados de “incubar”, según el Diccionario en línea Caldas Aulete, es “incentivar, asistir y proteger el desarrollo de una empresa en una etapa temprana”, por lo que una incubadora, como su nombre lo dice, es una organización que ayuda emprendedores que se encuentran en la etapa inicial de idealización, hasta el inicio de la validación del proyecto.

Las incubadoras de empresas son bien conocidas en el mercado tradicional y generalmente apoyan a pequeñas organizaciones basadas en alguna directiva gubernamental o regional. Además, las incubadoras utilizan fondos públicos para invertir tanto en su propio desarrollo como en el de startups o empresas incubadas tradicionales.

Además, las incubadoras son gestionadas por personas con experiencia en la mediación del gobierno, universidades y empresas. Operando con un modelo de consultoría tradicional, las incubadoras contratan consultores para apoyar a sus incubadoras.

Acelerador

A diferencia de las incubadoras, las aceleradoras trabajan con startups que ya están en proceso de crecimiento y validación de su MVP (producto mínimo viable). Esto significa que las aceleradoras, como su nombre lo indica, buscan empresas que tengan un gran potencial de crecimiento, o mejor dicho, startups escalables .

Otro punto importante es que las aceleradoras son administradas por emprendedores y/o inversionistas y utilizan capital privado para su financiamiento. Además, a diferencia del modelo más tradicional de incubadoras, las aceleradoras suelen organizarse mediante sesiones de mentoring, ya sea a través de conferencias o conversaciones entre emprendedor y mentor.

Venture Builder

A diferencia de las incubadoras y aceleradores, los constructores de riesgo no son una especie de programa de subsidio económico, por ejemplo. En los venture builders, o “startups”, como también se les conoce, se desarrollan y lanzan startups que ya han pasado la etapa de ideación, para luego volverse escalables.

Gestionados por profesionales de la tecnología altamente experimentados, emprendedores y/o inversores, los constructores de riesgo trabajan con innovación abierta. De esta forma, se buscan en el mercado startups innovadoras que se puedan transformar en grandes negocios.

Otro punto que merece atención es que, en la mayoría de los casos, la metodología utilizada por los emprendedores se basa en lean startup. Asimismo, las startups asistidas por el emprendimiento cuentan con un Centro de Servicios Compartidos (CSC) , donde se ofrecen servicios administrativos, de marketing, comerciales, contables, legales, de gobierno corporativo y de gestión estratégica, entre otros puntos.

Además, las startups desarrolladas por emprendedores suelen depender de la recaudación de fondos, una amplia red y beneficios, que pueden caracterizarse como una especie de beneficio, como el acceso gratuito a herramientas de gestión, plataformas de transmisión online, plataformas en la nube, entre otros beneficios.

Diferencias entre modelos

Muchas de las diferencias entre estos modelos ya estaban claras en el tema anterior, pero las abordaremos con más detalle a continuación, haciendo hincapié en el generador de riesgo, que tiene características totalmente diferentes a las incubadoras y aceleradores.

  1. Los Venture Builder actúan como una sociedad de cartera

La mayor diferencia entre los tres modelos es que el Venture Builder actúa como una sociedad de cartera, es decir, desarrolla nuevos negocios utilizando sus propios recursos y recursos de los inversores y mantiene una participación accionaria en todas las nuevas startups y empresas que ayuda a desarrollar.

  1. Proceso y programa de selección

Para participar en un programa de incubación o aceleración, debes registrar tu empresa y participar en el proceso de selección. De aprobarse el proyecto, el plazo de estos programas puede variar de seis meses a dos años, para incubadoras, y de cinco a doce meses, para aceleradores, que puede variar según los avisos.

En cuanto a los emprendedores de riesgo, no existe un período de selección ni un período de permanencia específico. En este modelo de desarrollo de startups, diariamente se buscan soluciones en el mercado, las cuales pasan por un panel de evaluación y, en caso de ser aprobadas, inician operaciones. A diferencia de los dos modelos anteriores, las empresas emergentes son monitoreadas por el constructor de empresas durante un período promedio de 5 años, es decir, hasta su salida.

  1. En VB, los emprendedores no tienen gastos.

Con un Centro de Servicios Compartidos disponible para las startups, los emprendedores pueden dirigir mejor su atención a la solución que ofrece la empresa. Soluciones de marketing, gestión administrativa, servicios legales, contabilidad etc. dependen del constructor de la empresa o de las ventajas ofrecidas.

Además, muchas startups se lanzan sin un buen equipo. Por eso, con Venture Builders, los emprendedores tienen acceso a los recursos humanos necesarios para iniciar operaciones, así como apoyo especializado cuando surge la necesidad.

La mejor opción para tu negocio

Una vez más, diferentes empresas, con diferentes objetivos, también necesitarán diferentes soluciones. Por tanto, es importante valorar el tipo de negocio, en qué etapa se encuentra, el modelo de mercado, etc.

Las incubadoras y las aceleradoras pueden traer ganancias a las nuevas empresas, sin embargo, el tiempo que las empresas permanecen en estos proyectos se reduce y la startup no siempre recibirá todo el apoyo (servicios, intelectual, personal) necesario para escalar.

Por lo tanto, busca constructores de riesgo si deseas participar más en sus operaciones comerciales diarias. En el modelo de creación de empresas, aprendes a gestionar una startup desde el principio, yendo más allá de la fase de acertar y fallar, ya que habrá personas con experiencia en innovación trabajando a tu lado, y con los recursos necesarios para que la operación funcione.

En términos generales, hay varias formas de iniciar un negocio innovador, ya sea con el apoyo de una Aceleradora, una Incubadora o un Venture Builder. El gran diferencial de los emprendedores es que el emprendedor estará trabajando con una metodología ya validada y con las herramientas necesarias para desarrollar tu startup en el ecosistema de innovación.

Hablando de startups, ¿sabes cuáles son las principales características de estas empresas? ¡Lee nuestro próximo artículo y mantente al tanto del tema!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.